Cuidado con el pajarito

No voy a negar mi admiración por las redes sociales, una sensación agradable que ha aumentado en el último año aunque he de reconocer que cada día las observo con más recelo. Una amiga de mujer le comentó que si no tienes un perfil en Facebook no eres nadie. ¡Un argumento de narices, por no decir que tiene cojones la cosa! Es más, mi esposa no está presente en ninguna red social y es la mar de feliz. Tampoco quiero agobiaros con mis intimidades. A lo que voy.

La tecnología en internet es una de mis pasiones, y siempre que puedo me gusta echar un rato de lectura con las últimas novedades. El otro día me encuentro en El País este reportaje: Perfiles con muchos ‘huevos’. Me llamó tanto la atención –lo de los huevos- que no pasé a la siguiente página hasta no acabar las casi dos mil palabras del extenso artículo. Los que no lo hayáis leído pichad en el enlace. Llegando al fondo de la cuestión, me cuesta creer cómo es posible que haya empresas que sean capaces de adquirir miles de seguidores pagando una simbólica cantidad de dinero por aumentar su cuota de protagonismo en Twitter. ¡Vale! Son máquinas que hacen el trabajo, pero eso da igual.

Lanzo una pregunta a ver quién me la responde. ¿Qué credibilidad tiene una empresa o un particular que compra seguidores para su Twitter?  A la espera de la petición, daré mi humilde opinión. Credibilidad no tiene ninguna. No creo que sea ético comprar “voluntades” a cambio de aparentar lo que no son. Se me viene a la memoria una marca muy conocida por todos: Coca-Cola. En el momento de escribir esta entrada, cuenta con 526.209 seguidores en Twitter. Desconozco si esta firma ha utilizado este tipo de métodos para aumentar sus followers, aunque me puedo esperar cualquier cosa. Ahora pregunto, si fuese verdad este hecho, que Coca-Cola ha utilizado este tipo de “herramientas”, ¿qué necesidad tiene de llegar a este punto para hacerse un hueco en dicha red social? ¿No tiene prestigio suficiente?

Quizás el ejemplo no es el más acertado y haya que rebuscar en compañías sin escrúpulos que son capaces de venderse al mismísimo Demonio para alcanzar lo que buscan, aunque esto me lleva a hacer otra reflexión. ¿Por tener más seguidores es mejor la empresa? La calidad no se basa en cuántos hay detrás, sino en destacar de la competencia ofreciendo servicios que sean del agrado del cliente. Con esto no quiero desmerecer a firmas que se han ganado a pulso un buen número de fieles que siguen cual rebaño de ovejas a su pastor. ¡Perdonadme la osadía!

Twitter es algo más que una red social para tener admiradores. Es un medio para engrandecer la comunicación, un símbolo de libertad (creo yo, vamos), una manera de contarle al mundo lo que haces y lo que ves sin cortapisa alguna, y un medio donde todo el mundo tiene cabida, salvo que no merezcan estar en él. Mi perfil cuenta con 109 seguidores. A un buen puñado de ellos no les conozco de nada, aunque les agradezco desde este rincón el interés por lo que lanzo al estrellato.

Anuncios
Etiquetado , ,

7 pensamientos en “Cuidado con el pajarito

  1. Marina Guadix dice:

    Buen post! Si ya eres famoso (como marca o persona) vas a utilizar twitter para qué?para volver a decir que eres famoso?Con todas las oportunidades que brinda la red, es un desperdicio desde luego…
    De todas formas, no creo que esté corrompiéndose por los grandes.Muchas veces parece que estas marcas están en su burbuja,mientras que otras más pequeñas aprovechan para comunicarse con sus públicos y mantener una buena relación. Y eso es lo que verdaderamente llega.

    Marina Guadix López

  2. costannavarro dice:

    pienso que ese tipo de manipulación por parte de algunas empresas es bastante absurdo! ya que un perfil de twitter cuanto más activo sea, más followers tendrá por lo tanto el crecimiento de sus seguidores irá en aumento si la presencia de la marca en twitter es notable, sino es así y tiene más seguidores de lo normal de una manera sospechosa, el método de “captación desleal” flaqueará por algún lado.

    Creo que twitter es una herramienta que a parte de crear notoriedad dentro del mercado, acerca la marca a los consumidores tanto reales como potenciales, por lo tanto cuanta más claridad y más cercanía exista en la relación, más éxito tendrá esa cuenta de twitter y más followers conseguirá.

    Es una humilde opinión de un usuario de twitter.

    Fdo. Constantino Navarro Vázquez
    @costann

  3. Quizás el problema es el enfoque que le damos a nuestra presencia como marca en las redes sociales, no debemos olvidar que el público es notablemente diferente al que vé un anuncio en prensa o en tv, por lo tanto eso de público másivo tiene menos sentido; en 140 caracteres debemos contar cosas de interés para nuestros followers, lo importante es lo cualitativo de nuestros mensajes, la calidad de nuestra informac, para ganar followers de calidad.

  4. Se dan casos tanto de perfiles de Twitter que compran seguidores, como bien dices, como de perfiles vacíos que tienen muchísimos seguidores por tener el nombre de X cantante/actor famoso, por poner un ejemplo.
    Con esto quiero decir que creo que Twitter es una herramienta que hay que saber utilizarla y se debe utilizar bien, en caso de ser algo profesional.
    Si fuera una empresa intentaría utilizar mi perfil para comunicar cosas y conseguir más clientes/seguidores o simplementes interesados, no creo que lo ideal sea “comprar seguidores” o crear el perfil porque soy muy importante y voy a tener muchos seguidores pero luego no utilizar la red.

    Si tienes pocos seguidores pero éstos se encargan de darte promoción retwitteándote, puede ser un buen comienzo, mejor aun que tener seguidores que no saben ni quien eres y ni se interesan en leerte. No creo que sea lo ideal para una empresa el comprar seguidores…

  5. PD: Soy Marifé García Braun…

  6. Se me ocurre que lo mismo que le dijeron a tu mujer eso de que ´si no estas en facebook no existes´, a escala de las grandes empresas será algo así como ´si no tienes medio millón de followers no eres nadie´…
    Lo que empezó siendo una oportunidad para alzar otras voces menos conocidas, termina corrumpiéndose por los grandes… as usual!

Los comentarios están cerrados.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: